Ir a New York es un sueño para muchos de nosotros. Pero ver los lugares que conocemos de las películas, sentir el ambiente extraordinario y sumergirnos en la multitud de gente no tiene que ser solo un deseo irreal. Aunque este viaje puede ser bastante costoso, seguramente quedará en nuestra memoria para siempre. Entonces ¿cómo podemos organizar un viaje a New York de una semana?

Tiquetes aéreos

Vale la pena estar pendiente de las promociones con mucha anticipación – mientras más temprano comencemos a buscar ofertas, más posibilidades tendremos para encontrar una ganga. Lo mismo se refiere a nuestra disponibilidad – mientras más elástico sea nuestro calendario, es más probable que nos topemos con tiquetes mas baratos. En internet se puede encontrar varios servicios que ofrecen rebajas y descuentos. Vale la pena seguirlos también en Facebook, para recibir notificaciones sobre las promociones lo más pronto posible. Normalmente un tiquete a New York para una persona (ida y vuelta) cuesta más o menos 300 – 400 €.

Alojamiento en New York

La reservación es otra cuestión que tenemos que planear. Obviamente un hotel fuera de New York no es recomendable puesto que tendremos que perder un montón de nuestro preciado tiempo para llegar a cualquier sitio turístico de nuestra excursión. Vale la pena buscar un alojamiento a través de los portales web como Airbnb y optar por los lugares más cercanos a las estaciones de metro, así sin problemas y rápidamente, llegaremos a cualquier lugar de la ciudad. Una noche para una persona costará unos 100 €. 

Alimentación

En New York hay muchos restaurantes, bares y carritos con comida rápida. ¡Con tanta diversidad de sabores y gastronomía seguramente no nos aburriremos! Un plato en promedio nos saldrá por unos 10 dólares entonces comiendo tres porciones al día, gastaremos casi 30 €.

Transporte en la ciudad

Al planear un viaje a New York es aconsejable conseguir una MetroCard de siete días gracias a la cual podremos usar cualquier medio de transporte un número ilimitado de veces. Después de este tiempo podremos recargar la tarjeta para los días sucesivos.

¿Qué ver en New York?

Aunque siete días parece ser un tiempo demasiado prolongado para visitar una sola ciudad, en realidad durante este tiempo conoceremos solo una pequeña parte de lo que vale la pena ver en New York. Sin embargo, si nos limitamos a las atracciones más famosas, una semana debería bastar. He aquí algunos símbolos y lugares icónicos que seguramente hay que ver en la Gran Manzana.

El Central Park

Es un lugar que se asocia con un gran número de películas de Hollywood. Para una excursión al Central Park necesitaremos varias horas, entonces lo mejor es no planear ninguna actividad adicional para este dia. El Central Park es una gran oasis de tranquilidad en la selva urbana ya que ocupa más que 340 hectáreas. Además de las ciclorutas y caminos para corredores, podemos encontrar allá numerosas atracciones, por ejemplo el Belvedere Castle, un monumento a John Lennon o la fuente de Bethesda. Existe también la posibilidad de rentar un bote de remos y navegar en un lago.

La 5-th Avenue

Es una atracción interesante especialmente para los amantes de la moda y las compras. Exactamente en la Quinta Avenida (Manhattan) se encuentran las tiendas más lujosas y los salones de los diseñadores más renombrados. Caminando por allá se puede sentir un verdadero ambiente de riqueza y lujo.

Wall Street

Quien vio la película “El lobo de Wall Street” seguramente no perderá la ocasión para visitar el distrito financiero más popular en todo el mundo. Acá los multitudes de turistas se mezclan con los hombres de negocios vestidos en trajes elegantes. Vale la pena visitar también la estatua del toro llamada Charging Bull que se ha convertido en uno de los símbolos de Wall Street.

El Brooklyn Bridge

Otro símbolo de New York es el Brooklyn Bridge, es decir, el Puente de Brooklyn. Es un punto obligatorio en la lista de cada turista que llega a la Gran Manzana. El puente nos ofrece unas espléndidas vistas y nos llevará al otro lado del río – East River. 

La Estatua de la Libertad

Seguramente no hay otro símbolo de New York más reconocido que la Estatua de la Libertad. Para llegar a sus pies, es necesario tomar un ferry. El viaje completo dura más o menos cuatro horas. Un viaje a New York es una experiencia maravillosa y un recuerdo de muchos años. Si lo preparamos con la antelación justa y planeamos bien la ruta del recorrido, en siete días podremos visitar todas las mejores atracciones de esta extraordinaria ciudad.