Cuando las vacaciones se acercan, estamos emocionados, alegres y llenos de energía. Desgraciadamente, por no cumplir algunas reglas cruciales, muchas veces volvemos a nuestra casa frustrados, cansados y… sin ningún céntimo en el bolsillo. ¿Qué podemos hacer para que esta vez las vacaciones satisfagan nuestras expectativas y sean un maravilloso recuerdo para toda la vida?

Escoja cuidadosamente el destino

Primero que todo, deberíamos sinceramente responder a la pregunta: ¿dónde en realidad queremos viajar? Muchas personas elijen los itinerarios que están de moda o simplemente optan por los lugares extraordinarios solo para contar los lujos que se tuvieron a los amigos. Es un pensamiento erróneo. Si anhelas tranquilidad, no vayas a las islas famosas por sus discotecas o bares, incluso si todos tus conocidos ya han estado allá. Quizás un pequeño pueblo portuario no ganará mucha admiración por tus colegas, pero si éste te da exactamente lo que esperas de unas vacaciones satisfactorias ¿a quién le importa?

Crea tu propio listado de lugares interesantes

Si ya escogiste tu destino, crea una pequeña lista de atracciones que vale la pena visitar. No te limites a las guías turísticas que se pueden encontrar en las librerías. Consulta los blogs de viajeros en Internet, busca recomendaciones y advertencias, compara precios y calidades. Con un itinerario personal aprovechas el tiempo de vacaciones al máximo.

Empieza a planear las vacaciones con antelación

No hay nada peor que las preparaciones hechas a última hora. Sin dudas, organizar un buen plan siempre requiere tiempo entonces empieza tus arreglos unos meses antes de la fecha de salida. Comienza a ahorrar con anticipación y si piensas que tu presupuesto no puede soportar los gastos planeados, acude a los préstamos rápidos. Gracias a ellos puedes cubrir tales expensas como un tiquete aéreo, un equipo adicional, por ejemplo para buceo o paracaidismo, la reserva del hotel o un seguro médico.

Piensa en tu salud

Un seguro médico puede ser costoso, pero la ignorancia en este aspecto, en el caso de cualquier emergencia médica, nos puede costar aun más caro. Los precios del seguro varían en función del destino de viaje, la edad de los viajeros y el peligro de los deportes que se planean practicar. Un seguro médico es más que recomendable – ¡no lo olvides!

¡No dejes que algo te distraiga!

Todos estamos de acuerdo de que las vacaciones con laptops y celulares de trabajo no son una muy buena opción. Si quieres evitar que tu colega te llame mientras estás tomando el sol, ordena todas las cosas pendientes y distribuye entre los colaboradores el trabajo que te toca en las semanas de vacaciones. De esta manera podrás verdaderamente distanciarte de tu trabajo y tranquilamente gozar de los días de esparcimiento. La clave para las vacaciones de tus sueños es una buena organización del viaje y un sensato manejo del dinero. Si no estamos seguros de que nuestro presupuesto resista tantas expensas, no dudemos en utilizar uno de los préstamos para viajes. Los préstamos para viajes son fáciles de amortizar, seguros y cómodos, pero lo que más importa – nos ayudan a cumplir nuestros sueños sobre las vacaciones perfectas.