La cocina constituye uno de los espacios más importantes de la casa. Muchas veces es considerada su corazón. Allá no solo cocinamos, sino que también cenamos juntos, hablamos y nos reímos. Las personas que buscan un piso en alquiler siempre ponen mucha atención al equipo de cocina, su amueblamiento y al ambiente general, de hecho, vale la pena adecuarla a las necesidades de los nuevos habitantes. ¿Qué deberíamos tener en cuenta?

Tipo de inquilinos

El equipo de cocina varía en función de los inquilinos que esperamos hospedar en nuestro apartamento. Si éste se encuentra en una ciudad universitaria, los utensilios deberán cumplir las necesidades típicas de los estudiantes. Un microondas para calentar los platos en minutos o una tostadora que permite preparar un desayuno rápido son obligatorios. A su vez un apartamento en una zona turística no tiene que estar necesariamente equipado con varias sartenes y múltiples ollas, ya que los turistas suelen comer afuera.

Solo lo necesario

Está muy bien dotar la cocina de electrodomésticos útiles que facilitan la vida al inquilino. Pero tampoco deberíamos exagerar. Primero, porque corremos el riesgo de que una batidora costosa o una máquina de café terminen rotos y segundo – porque los accesorios especiales muy seguido los poseen los mismos inquilinos.

La calidad cuenta

El tiempo es dinero – ahorrémoslo comprando un equipo de cocina de buena calidad. Quizás al momento de compra pagaremos más, pero a un largo plazo recuperaremos la inversión ya que evitaremos onerosas reparaciones que pueden desbalancear nuestro presupuesto en el momento menos oportuno.

Cuando llega la hora de limpieza…

Seamos sinceros: pocas personas tratan un apartamento alquilado como propio. No es de extrañar dado que la mayoría de ellos reside desde unos días hasta unos meses. Este hecho se refleja muy claramente en el modo en el que los huéspedes cuidan, limpian y mantienen el orden. Para la comodidad de ellos (y en consecuencia – la nuestra) dotemos la cocina con superficies fáciles de limpiar, por ejemplo baldosas o vitrocerámica, escojamos los muebles sencillos, sin adornos y tallas, renunciemos a los tapetes y en su lugar optemos por suelos lisos y fáciles de barrer o trapear.

Cocina con alma

Una buena presentación es la clave para el éxito – a todos les gusta un ambiente sereno, cómodo y acogedor. Esforcémonos para que nuestra cocina haga una muy buena impresión: si el espacio es pequeño, pintemos las paredes en blanco que ópticamente lo ampliará; si la cocina no tiene ventana, asegurémonos de que la hayamos dotado con una fuente de luz suficiente; si los muebles están un poco viejos, pintémoslos de un color alegre. Además recordemos detalles gracias a las cuales nuestra cocina se volverá más acogedora: ¡unos cuadros, stickers o accesorios decorativos pueden transformar totalmente el espacio!Escoger un equipo de cocina para una casa en alquiler no es fácil, dado que tenemos que considerar las compras desde la perspectiva de las necesidades de un inquilino. Todos nuestros consejos se puede resumir en que lo mejor y más seguro que podemos hacer es optar por un razonable número de elementos de buena calidad, sencillos en forma y neutrales en color y enriquecerlos con detalles útiles y con un toque de color vivo. ¡Buena suerte!