No hay ninguna duda de que estudiar requiere muchos sacrificios financieros. La matrícula, los libros y los materiales educativos pueden costar un montón, y esto es solo una pequeña parte de los gastos necesarios. Por eso, no es de extrañar que muchos estudiantes buscan diferentes maneras para conseguir fondos adicionales. Hoy os aconsejaremos cómo ganar dinero siendo estudiante.

Administra tu dinero de manera inteligente

Generalmente el mejor método para ganar dinero es… ahorrándolo. Si limitamos los gastos innecesarios y otros los compartimos con amigos, rápidamente notaremos un cambio positivo en nuestra cuenta. ¿Cómo hacerlo? Hay varios modos. Podemos por ejemplo compartir un apartamento o una habitación con otros estudiantes. No podremos gozar de privacidad, pero seguramente conoceremos nuevos amigos.

Si ya logramos hacer amigos y resulta que estos asisten a los mismos cursos en la universidad, podemos proponerles un intercambio de libros. En práctica, compramos un solo manual y estudiamos juntos o leemos por turnos. Una vez terminado el año académico, podemos vender el libro y compartir la ganancia. ¡La unión hace la fuerza!

Después de una semana llena de esfuerzos intelectuales, vale la pena permitirse un poco de diversión. Las entradas a un cine o una discoteca pueden costar una fortuna pero las ciudades grandes, especialmente estas universitarias, muy seguido ofrecen a los estudiantes actividades a precios reducidos o completamente gratuitas – ¡escojámoslas!

Y ¿cómo llegar al centro de la ciudad donde se encuentra nuestro club o cine favorito? Si queremos que nos queden algunos céntimos adicionales en el bolsillo, optemos por una bicicleta. No solo ahorraremos dinero, sino que también salvaremos el planeta.

Trabajo hecho a tu medida

Si ya tenemos nuestro presupuesto balanceado, podemos pensar en cómo aumentarlo. La respuesta a la pregunta cómo ganar dinero siendo estudiante nunca es fácil dado el tiempo limitado y las múltiples obligaciones universitarias, pero con un poco de imaginación podemos hacer que todo funcione muy bien.

El mejor consejo es dar clases. Tutorías, explicaciones de problemas complicados o revisiones de ensayos nos permitirá no solo ganar dinero, sino también consolidar nuestro conocimiento y probar nuestras competencias como maestros, si en futuro pensamos ser profesores.

Podemos también dedicar nuestro tiempo libre a un empleo de media jornada. El abanico de posibilidades para estudiantes es muy amplio y varía según el dinero que se puede conseguir, el grado de responsabilidad y las competencias requeridas. Si te animan los animales, ¿por qué no ganar algo como un paseador de perros? Si eres paciente, delicado y confiable, te va a gustar trabajar como niñero. Si amas el contacto con la gente, pruébate en una asistencia al cliente.

¿Piensas en algo rápido para llegar a fin de mes? Los científicos en las facultades de medicina siempre buscan voluntarios para sus estudios. ¡No te preocupes! Muchas veces se trata solo de llenar encuestas. Si no te apetece ser un conejillo de indias – dona sangre. Aumentas tu presupuesto, pero lo que más importa es que salvarás la vida de alguien más!
Las ideas previamente mencionadas de cómo ganar dinero siendo estudiante son solamente un puñado de consejos para las personas que buscan una inspiración. Si ninguno de ellos te llamó la atención, puedes pensar en vender los productos hechos a mano, gestionar las redes sociales o intentar cuidar la casa de alguien más durante las vacaciones. Asegúrate solo de que los trabajos adicionales no interfieran con tus cursos u otras obligaciones. Recuerda ¡el estudio es siempre lo más importante!